Pensamiento Divergente: Definición, Características y Ejemplos

Muchas personas, cuando hablan de pensamientos, afirman que existe uno solo que engloba diversas facetas, pero esto no es así. La ciencia, de la mano de la psicología, ha llegado a la conclusión de que este concepto se puede dividir en varios tipos que tienen enfoques y características propias.

Por definición, al hablar de ello, nos referimos a todo un conglomerado de procesos mentales que llevan a cabo las personas para generar ideas, soluciones, opiniones, creencias y hasta recuerdos. Esto está muy presente en nuestro día a día. 

Es lo que nos permite razonar con lógica y nos separa de otros animales menos inteligentes, se puede dividir en varios tipos, donde, como mencionamos, cada uno posee características definidas. Dentro de estos se encuentran el pensamiento matemático, el duro, el divergente, entre otros.

En esta oportunidad, nos enfocaremos estrictamente en el pensamiento divergente, el cual es bastante raro en adultos y que, si no se potencia su desarrollo, eventualmente se perderá.

¿Qué es el pensamiento divergente?

Contrario al pensamiento convergente, el divergente es aquel en el que una persona es capaz de crear muchas soluciones creativas e innovadoras al mismo problema o situación. Es considerado como un enfoque mental bastante espontáneo y que no es lineal.

Al pensamiento divergente también se le conoce como lateral. Es más frecuente en los niños, pues está alimentado por el inconformismo y la sana curiosidad, así como también por la alegría y la imaginación, de manera que estos pueden desarrollar ideas frescas y libres.

Sin embargo, pese a que este razonamiento ofrece muchos beneficios y es poco frecuente encontrarnos en adultos, cada vez se le da menos importancia y se pierde su desarrollo, pues a los niños se les enseña desde temprana edad a tener pensamiento convergente.

Por ello, es necesario recurrir a ejercicios que ayuden a potenciar su desarrollo y que este no se pierda a medida que crezcan los niños.

Fases del proceso en este razonamiento

Antes de llegar a una conclusión o del desarrollo de una idea, las personas con razonamiento divergente atraviesan un proceso o conjunto de fases que les permiten alcanzar el resultado. Te contamos cuáles son.

  • Cuando ocurre un evento o situación que requiere de solución, las personas divergentes lo analizan.
  • Luego abordan todas las posibilidades lógicas que deben seguir para llegar a la resolución del problema.
  • Generan muchas alternativas y opciones creativas para solucionar la situación.
  • Posteriormente buscan una forma de conectar todas las ideas obtenidas mediante un pensamiento arborescente.
  • Después, haciendo uso de todo el órgano cerebral y de sus hemisferios, analiza el resultado de la conexión de ideas previa.
  • Finalmente arroja una o varias soluciones al problema que surgió en primer lugar. Dichas ideas son creativas y originales al ser muchas interconectadas.

Este es el proceso que, a menudo, una persona con pensamiento divergente debe realizar para poder concluir en una idea. La diferencia con otros tipos de razonamiento, es que las conclusiones en este serán originales y creativas.

Características y habilidades de la persona con razonamiento divergente

Las personas que poseen pensamiento divergente suelen contar con un conjunto de habilidades y características que sirven de definición y diferenciación con respecto a otros tipos de razonamiento. A continuación, te enlistamos detalladamente cuáles son estas.

  • Son personas muy creativas y que tienen facilidad para expresar sus emociones.
  • Suelen encontrar afinidades y hobbies en el arte, como el dibujo, la música, composición, entre otros.
  • Son capaces de pensar y generar ideas a un ritmo abrupto, pero estas son totalmente diferentes y originales.
  • Son espontáneas y pueden socializar con mucha facilidad.
  • También existen casos donde son personas emocionales y que se rigen por la intuición, antes que la lógica.
  • Pueden escalar más alto y optar por mejores trabajos en compañías que priman la capacidad de dar ideas novedosas o soluciones diferentes.
  • Suelen disfrutar de asignaturas como filosofía y psicología.
  • No siguen estructuras lineales, sino que desarrollan un esquema complejo de ideas para luego unirlas y tener una conclusión.

Estas son algunas de las características y también habilidades que poseen las personas con el proceso mental de pensamiento divergente. Sin embargo, este debe ser entrenado y potenciado en cuanto a su desarrollo para evitar perderlo con el paso del tiempo.

Ejercicios para entrenar y potenciar el desarrollo del pensamiento divergente

Anteriormente mencionamos que este pensamiento es muy escaso de ver en adultos, pues a menudo el mundo y las instituciones educativas se enfocan en enseñarles a los niños a pensar de un modo determinado, eliminando cualquier tipo de espontaneidad y originalidad en el proceso.

Por ello, como padres de estos niños tienes que hacerle practicar ejercicios que le permitan potenciar el desarrollo del pensamiento divergente, pues de otro modo, este decaerá con el tiempo y en algún momento se perderá.

Técnicas y prácticas de sinéctica

Este concepto fue creado por el psicólogo William J. J. Gordon y que consiste en entrenar la capacidad de los niños de encontrar la unión o relación en elementos o ideas que, en primera instancia no la tienen. Es un ejercicio altamente demandante y que requiere de la creatividad de las personas. Un ejemplo de esto es responder a la pregunta: ¿Qué se puede hacer con una cuchara y un clip?”.

Técnica Scamper

Este concepto fue acuñado por Bob Eberle y busca la forma de que los niños entrenen su pensamiento al crear cosas innovadoras. Entre los ejemplos de esta técnica, tenemos que si conoces una idea, debes pasarla por varios filtros.

Ejemplos de pensamiento divergente

La mejor manera de comprender más en detalle sobre la definición del razonamiento divergente y las características que te hemos mencionado anteriormente, es mediante ejemplos que sirvan para poneros en contexto. 

Para hacerte todo esto más fácil, hemos preparado algunos ejemplos donde te mostramos al pensamiento divergente.

  • Pensar en una larga lista que contenga todos los usos imaginables y posibles que se le pueden dar a un ladrillo.
  • Pensar en todo lo que puedes fabricar con la madera como tu materia prima Esto requiere de mucha imaginación.
  • Pintar dibujos y colorearlos con tonalidades variadas requiere de creatividad.
  • Crear una prenda de vestir en tu mente requiere de que te las ingenias con la definición de cada detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.